Cómo hacemos Ronda de Cumplidos en Interlang

Muchas de las personas que siguen nuestra particular partida de parchís me han preguntado cómo se hace una ronda de cumplidos; ¿te acuerdas de ello?

En nuestro post Interlang en busca de la satisfacción laboral de sus empleados hacíamos referencia al reconocimiento como punto fundamental para que los jugadores, los que hacemos posible esta partida, nos sintiésemos satisfechos (laboralmente hablando).

Pues bien, comentábamos entonces que en las reuniones a veces hacíamos ‘rondas de reconocimiento del trabajo bien hecho’ y, en esta ocasión, te quiero contar más al respecto. Y puede que quieras implementar alguna de estas técnicas en tu equipo, ¿te atreves?

Si estás interesad@…

Allá por el mes de octubre, me pareció constructivo el hecho de que un jefe pudiera alabar un trabajo bien realizado, una buena actitud ante los cambios o la predisposición para mejorar algo (como ya te he contado en otras ocasiones, no es que fuese el pan nuestro en Interlang con anterioridad…) Y más asombroso si cabe, fue ver cómo esta alabanza podía hacerse en público, delante de todo el equipo, y ver las respuestas positivas que surgieron ¡todo el mundo tenía algo bueno que decir de sus compañeros!

Así, en aquel lejano octubre, comenzó la Dirección abriendo una veda de agradecimientos particulares y personalizados a cada miembro del equipo:

Gracias por el esfuerzo general, por tu valía que, aunque no te lo creas, es mucha…

¡Es verdad! Qué capacidad de trabajo

 Gracias por haber llegado y habernos contagiado tu alegría

¡Cierto! Con tu sonrisa has sido capaz de relajar el ambiente que había…

 

Me imagino que tú también estarás acostumbrado a ver cómo lo malo llama la atención mucho y muy rápido. Y, sin embargo, el trabajo bien hecho pasa muy desapercibido (es lo que nuestra obligación, ¿no?, para algo se nos paga…)

Y esto no ocurre solo dentro de una organización: clientes, proveedores… Todos resaltamos lo malo antes que lo bueno.

Pues bien… Si te animas a hacer una ronda de cumplidos, quizá puedas comprobar por ti mismo los beneficios que aporta. Para nosotros, estos son 4 de los beneficios que cabe destacar de esta técnica:

  • Construye equipo…

No es lo mismo tener un equipo compuesto por personas individuales que tener un equipo en bloque que se apoya y se da soporte en los momentos necesarios

  • Genera confianza…

Tan importante es tener un equipo fuerte como la relación de confianza que surge entre líder y equipo, entre miembros del equipo y, cómo no, la confianza en uno mismo

  • Mejora el ambiente laboral…

¡Pues sí! Las tensiones que se crean en el día a día mejoran con una sonrisa, un halago o una buena palabra

 

  • Satisfacción y productividad…

Una palmadita en la espalda no solo gusta, sino que también mejora nuestra productividad

 

Con el tiempo, estas rondas han evolucionado. Hace bien poquito se nos pidió participar en un juego. Consistía en doblar un folio tantas veces como ‘jugadores’ había en la reunión y poner en la primera doblez tu nombre. Los folios, doblados en forma de abanico, se dejaban en mitad de la mesa y cada ‘jugador’ iba cogiendo uno a uno para incorporar en una de las dobleces una palabra, frase o comentario sobre la persona cuyo nombre estaba anotado.

Al acabar, hicimos una ronda en la que cada jugador decía cuál era el mensaje que más le había impactado, sorprendido, etc.

¿El resultado? Quizá te lo cuente en otro post…

My tip for today

El refuerzo positivo es mucho más efectivo que el negativo, no sólo palpable en las relaciones, sino también en la mejora de la productividad. ¿Te animas a probar técnicas como nuestras rondas de cumplidos para ver qué efectos tienen en tu equipo?